lunes, 20 de diciembre de 2010

Costó pero salió

Artículo de Amanda Muñóz. La Diaria, 20 de diciembre de 2010.

Acuerdo salarial en grupo de Servicio Doméstico.

Después de casi seis meses de vencido el convenio colectivo de trabajadores/as del Servicio Doméstico, el viernes se firmó el documento sustituto que abarca desde el 1º de julio de 2010 al 31 de diciembre de 2012.

La negociación comprendió a representantes del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), al Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas (SUTD) por el sector de trabajadores, y a la Liga de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios del Uruguay, por los empleadores. Las partes acordaron reanudar las actividades en marzo de 2011 para cumplir con el tratamiento de temas pendientes.

El convenio tiene carácter nacional, aspecto importante de destacar para un sector con un porcentaje de informalidad que sobrepasa el 40%. Los ajustes serán semestrales: 1º de diciembre de 2010, 1º de julio de 2011, 1º de enero y 1º de julio de 2012.

Para leer más: http://ladiaria.com/articulo/2010/12/costo-pero-salio/

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Paraguay: Activismo de las trabajadoras domésticas es tema de encuentro en Paraguay

Para 60 trabajadoras domésticas paraguayas, el último fin de semana de noviembre estuvo marcado por la unión de esfuerzos en torno al trabajo decente. El 5º Encuentro Nacional de Mujeres Trabajadoras Domésticas, realizado entre los días 27 y 28 de noviembre, colocó en evidencia el activismo político de las trabajadoras domésticas. Con el lema “Ayudémonos para fortalecernos” el encuentro promovió el debate sobre los derechos laborales y violencia contra las mujeres en el contexto de las trabajadoras domésticas. Marcó el comienzo de las articulaciones para la 100ª Conferencia Internacional, que se llevará a cabo en junio de 2011.
Durante el evento, se presentaron datos sobre la afiliación a sindicatos e instituciones de apoyo, como una forma de incentivar la asociación de nuevas trabajadoras, por medio de informaciones sobre la participación en estos organismos, y la necesidad de participar activamente para alcanzar estos derechos laborales, beneficios sociales, reglamentación y valorización de la categoría. “Con este trabajo podemos fortalecer nuestra organización. Al capacitarnos conocemos nuestros derechos y podemos exigir cambios”, dijo la trabajadora doméstica e integrante de la AESD - Paraguay (Asociación del Servicio Doméstico de Paraguay), Marciana Santander Martínez.

Derechos económicos de las mujeres
“Abrimos un espacio de intercambio entre las organizaciones de trabajadoras domésticas para que ellas pudiesen tratar sobre sus intereses, desafíos y elaborar una agenda de acciones de reivindicaciones para el futuro”, recalcó la asistente del Programa Interagencial Oportunidades, Carmen Crespo. Para ella, la promoción de estos espacios permite que las organizaciones de trabajadoras se fortalezcan y facilita el acceso al conocimiento, factor que contribuye para reverter la discriminación con relación al trabajo doméstico. “Asociarse es la mejor forma de escuchar consejos sobre sus derechos. Es importante capacitar a las mujeres trabajadoras domésticas para que tengan herramientas para reclamar sus derechos”, señaló la integrante de la INAHOP (Organización de Trabajadoras Domésticas), Lucía Acuña

El “5º Encuentro Nacional de Trabajadoras Domésticas” fue promovido por el Programa Oportunidades, desarrollado por las Naciones Unidas - por medio del PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo), OIT (Organización Internacional del Trabajo), UNFPA (Fondo de Población de las Naciones Unidas), UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) y UNIFEM – ONU Mujeres -, Fondo para el Alcance de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, Ministerio de Justicia y Trabajo, Secretaría Técnica de Planeamiento, Secretaría de la Mujer y Vice-Ministerio de la Juventud de Paraguay, conjuntamente con el Sintradop, el Sintrahop (Sindicato de Trabajadoras Domésticas de Paraguay) y la AESD – Paraguay.

Fuente: Informativo Género, raza y étnia.
UNIFEM Brasil
Año II- Nº 13. Edición Octubre-2010.

Tan cerca, tan lejos

En el marco de las Primeras Jornadas de Trabajo Doméstico Remunerado, las investigadoras Débora Gorban y Ania Tizziani analizan el rol de las empleadas domésticas en el circuito productivo y en la institución familiar. Hacen foco en ese lugar tan indefinido entre lo privado y lo público, lo familiar y lo laboral, la falta de regulación cierta y las órdenes a cumplir en el que se mueven estas trabajadoras. La deuda de trabajos teóricos sobre un tema que tanto hace a cuestiones de género comienza a saldarse lentamente.

Para leer más:
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/las12/13-6166-2010-12-15.html

viernes, 10 de diciembre de 2010

Paraguay: V Encuentro Nacional de Trabajadoras Domésticas remuneradas

Asunión (Paraguay) - El sábado 27 y 28 de Noviembre en la ciudad de Asunción, tuvo lugar el V Encuentro Nacional de Trabajadoras Domésticas Remuneradas del Paraguay “Ñañopytyvo ñande mbarete hagua”. El mismo se llevó a cabo por las siguientes organizaciones de trabajadoras domésticas remuneradas (TDRs) del Paraguay: el Sindicato de Trabajadoras Domésticas (SINTRADOP), el Sindicato de Trabajadoras del Hogar (SINTRAHOP) y la Asociación de Empleadas del Servicio Doméstico (AESD).

Este encuentro al igual que el año anterior, cuenta con el apoyo del Programa de Incorporación de las Dimensiones de Género, Racial y Étnica en los Programas de Lucha contra la Pobreza de América del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM); y el Programa Conjunto Oportunidades, desarrollado por el gobierno nacional conjuntamente con el Sistema de Naciones Unidas.

Link: http://www.unifem.org.br/003/00301009.asp?ttCD_CHAVE=128186
Fuente: Site UNIFEM

Al encuentro asistieron cerca de setenta trabajadoras domésticas de la ciudad de Asunción y del interior del país de las organizaciones anteriormente mencionadas, así como también representantes de las organizaciones paraguayas: Juventud Obrera Cristiana (JOC) y Coordinadora Nacional de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas (CONAMURI).

El encuentro supuso un espacio propicio para el intercambio de vivencias comunes sobre el trabajo doméstico, facilitando la información y reflexión sobre la situación de discriminación que viven las mujeres trabajadoras domésticas en el Paraguay. También favoreció la visibilización de la situación del trabajo doméstico y las reivindicaciones del colectivo de las TDRs, colectivo que corresponde al 17% del total de la población femenina ocupada en el Paraguay (según datos de la Encuesta de Hogares. DGEEC. 2008).


Actualmente en Paraguay el trabajo doméstico se encuentra discriminado por ley. En concreto la Ley 213/93 del Código laboral, no reconoce derechos para las trabajadoras domésticas, que sí son reconocidos para el resto de categorías laborales. Algunos de los derechos que no son reconocidos son: contrato escrito, exigencia de percibir un salario mínimo con relación a las horas trabajadas, bonificación familiar, aguinaldo, pagos por horas extras, derecho a la estabilidad laboral, jubilación. Con relación al acceso a la seguridad social, en septiembre de 2009 el gobierno amplió por decreto el alcance del seguro médico del Instituto de Previsión Social (IPS). Sin embargo al año de vigencia de esta regulación, solo el 6%de las trabajadoras han sido afiliadas al seguro médico. Por otro lado el trabajo doméstico tiene un régimen distinto y desventajoso respecto a los demás trabajos en cuanto a salario. El salario del trabajo doméstico corresponde al 40% del salario mínimo legal.

Uno de los objetivos del encuentro consistía en el fortalecimiento de las organizaciones de trabajadoras domésticas, favoreciendo su articulación de cara a reclamar mejoras a las instancias de gobierno, de ahí la presencia de representantes de gobierno durante los dos días.

El acto de apertura del primer día, contó con las palabras de las representantes de las organizaciones, en concreto la Sra. Myriam Agüero (SINTRAHOP), la Sra. Marciana Santander (AESD) y la Sra. Lucia Acuña (SINTRADOP). Así como también de representantes de las instancias gubernamentales, como la Sra. María Teresa Silvero por parte de la Secretaría de la Mujer Presidencial de la República y la Sra. Mónica Enciso por parte del Ministerio de Justicia y Trabajo. Por último participaron también referentes de las agencias del Sistema de Naciones Unidas: OIT, PNUD y UNIFEM.

En el transcurso del sábado tuvieron lugar diferentes actividades en torno a las siguientes temáticas: Derechos laborales de las TDRs, cobertura de Seguridad Social del Instituto de Previsión Social y el Trabajo Doméstico, Violencia hacia las mujeres y su vinculación con el Trabajo Doméstico. Dichos actividades se desarrollaron con una metodología participativa y lúdica.

El día domingo 28 de Noviembre se caracterizó por la presentación de la recientemente creada Red de Centros de Atención a Trabajadoras Domésticas. También tuvo lugar una presentación de la JOC sobre la 99 Conferencia Internacional del Trabajo, por parte de la Sra. Noelia Samudio.
El evento finalizó con la elaboración y firma de un manifiesto que aglutina las reivindicaciones de las organizaciones asistentes. El manifiesto fue entregado a representantes de gobierno del Gabinete Social de la República, la Sra. Andrea Vera; de la Secretaría de la Mujer de la Presidencia de la República, la Directora de Gabinete Sra. María Teresa Silvero; y del Ministerio de la Función Pública, la Ministra Sra. Lilian Soto.

Mire el Manifiesto del V Encuentro Nacional de Trabajadoras Domésticas Remuneradas.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Uruguay: Sindicato de domésticas se declara en preconflicto

El Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas se declaró en preconflicto ya que discrepa con la propuesta realizada por el gobierno para laudar la negociación en los Consejos de Salarios. El sindicato negocia desde julio con la Liga de Amas de Casa pero no pudo alcanzar un acuerdo. El ministro Eduardo Brenta defendió la fórmula del gobierno.
Publicado el: 8 de diciembre de 2010 a las 09:27
Por: Redacción 180
La semana pasada el gobierno anunció su intención de laudar pero la propuesta no convence a las representantes del sindicato. El ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, dijo a No Toquen Nada (Océano FM) que el aumento que se propone para las domésticas es del 55% en dos años.
Nora Pacheco participante de las negociaciones e integrante de la Comisión de Organización del sindicato explicó qué significa el preconflicto en el que entraron las domésticas.

“Nosotros no podemos parar. ¿Quién te va a parar? ¿Cómo regularizás que vos pares en una casa? No tenemos una correlación de fuerzas como para poder parar. Nos negamos a firmar lo que se nos presenta y lo rechazamos. No nos presentamos. Si nos presentamos, el Poder Ejecutivo puede decretar. Nosotros no queremos que se decrete, queremos que sea una negociación, para eso nos sentamos en la mesa y hay tres partes discutiendo. Queremos una audiencia a la brevedad con el presidente de la República, el ministro de Economía y el ministro de Trabajo. Esto no nos convence y no lo vamos a firmar”, afirmó.

Pacheco argumenta que el gobierno flechó la cancha para el lado patronal. Sostiene que en la última propuesta no sólo se rebajó el aumento a recibir sino que las franjas se corrieron hacia abajo ocasionando una pérdida de aumentos para una gran cantidad de trabajadoras.

Pacheco también cuestionó a la Liga de Amas de Casa. Dijo que le falta voluntad para negociar cuestiones extra salariales como la categorización y la licencia sindical. Además destacó que el tiempo apremia porque ya se acumularon cinco meses de retroactividad y muchos empleadores especulan con las necesidades de las domésticas.
Desde el Ministerio de Trabajo, Brenta defendió la nueva propuesta del gobierno y anunció que convocará a una reunión a las domésticas par comunicarles algunas modificaciones en la línea que ellas reclaman. “La propuesta significa un incremento en los cuatro semestres a partir del 1 de julio del 2010, del orden del 55% acumulado. Ese incremento surge de las pautas de ajuste del salario mínimo del sector que pasaría de una cifra por hora de 24 pesos a una cifra de 39 pesos por hora. Entendemos que el incremento supera más de un 10% los incrementos del salario mínimo nacional, por lo tanto es una buena propuesta. Nos parece de recibo la propuesta de mejorar aún más la propuesta de aquellos trabajadores que están por encima de los laudos. En las próximas horas conversaremos con las trabajadoras domésticas para hacerles conocer estas propuestas”, afirmó.

martes, 7 de diciembre de 2010

Uruguay: En conflicto

Trabajadoras domésticas no se presentaron en la audiencia del Consejo de Salarios

El domingo la Asamblea Nacional del Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas (SUTD)
resolvió declararse en conflicto y no presentarse a la audiencia del Consejo de Salarios convocada para ayer de mañana. En opinión del gremio, “la propuesta resentada por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) por intermedio
del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) no cumple con los lineamientos aprobados por el Consejo Superior Tripartito”.

Para leer más: Nota de La Diaria

lunes, 6 de diciembre de 2010

Uruguay: SUTD - Mujeres trabajadoras luchando por sus derechos.


El día de ayer, 5 de diciembre, se realizó el III Encuentro Nacional de Trabajadoras Domésticas del Uruguay con la concurrencia de más de 100 trabajadoras, representantes de la Facultad de Ciencias Sociales, de la Comisión de Género del PIT-CNT y de la Articulación Feminista Marcosur (Cotidiano Mujer).

El Encuentro se realizó con el Objetivo de “Fortalecer la organización de las trabajadoras domésticas favoreciendo espacios de participación, reconocimiento y encuentro de las trabajadoras domésticas de todo el país”

En el transcurso del día se desarrollaron 3 talleres referidos a: (i) ¿Cómo fortalecemos el sindicato?; (ii) Nuestra identidad como trabajadoras y nuestras preocupaciones; y (iii) Del dicho al hecho: los derechos de las trabajadoras domésticas.

El Encuentro cerró con la adopción de una Resolución en la que se declaran en conflicto y que no se presentarán a la audiencia del Consejo de Salarios convocada para el día de hoy, 6/12/10, “porque la propuesta presentada por el MTSS a través del MEF el día 21/11/10 no cumple con los lineamientos aprobados por el Consejo Superior Tripartito”.

Esperamos la pronta solución de este impasse y que se fijen nuevos montos salariales acordes con la realidad en la que vivimos. Asimismo, que se atiendan y concreten otros reclamos de las trabajadoras como la categorización de la tarea; la licencia sindical, el fondo gremial, entre otros.

RESOLUCION DE ASAMBLEA NACIONAL DEL SINDICATO UNICO DE TRABAJADORAS DOMESTICAS

martes, 30 de noviembre de 2010

Uruguay: No todo reluce

Amanda Muñoz- La Diaria

Sin acuerdos por ahora en grupo Servicio Doméstico.

Uruguay fue distinguido en la 99ª Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), realizada en junio de 2010, por estar entre los tres países que tienen “las mejores prácticas del mundo” respecto al servicio doméstico. Allí se destacó que en muy pocos países se pactan convenios colectivos entre trabajadores y empleadores organizados. Pero no todo es color de rosa: la situación sigue siendo precaria y la negociación salarial está estancada.

Para leer más: http://ladiaria.com/articulo/2010/11/no-todo-reluce/

lunes, 22 de noviembre de 2010

Argentina: Aumentan un 23% el salario de las empleadas domésticas

PorGisele Sousa Dias
20/11/10

En noviembre de 2009, el salario mínimo de una empleada doméstica que trabajaba ocho horas diarias con cama afuera subió $ 205. Y quienes trabajaban por hora, vieron subir el valor de la hora trabajada de $ 8,70 a $ 10,27. Aquel había sido el último aumento. A partir de este mes, el salario mínimo de las aproximadamente 300.000 empleadas domésticas –420.000 según el Ministerio de Trabajo– que están registradas subirá un 23%: el porcentaje significa un aumento de $ 310 para quienes trabajan 8 horas.


La suba representa casi 310 pesos más para las que trabajan 8 horas diarias.
En noviembre de 2009, el salario mínimo de una empleada doméstica que trabajaba ocho horas diarias con cama afuera subió $ 205. Y quienes trabajaban por hora, vieron subir el valor de la hora trabajada de $ 8,70 a $ 10,27. Aquel había sido el último aumento. A partir de este mes, el salario mínimo de las aproximadamente 300.000 empleadas domésticas –420.000 según el Ministerio de Trabajo– que están registradas subirá un 23%: el porcentaje significa un aumento de $ 310 para quienes trabajan 8 horas.

La tabla con los nuevos sueldos mínimos, publicada ayer en el Boletín Oficial, establece que el personal “con retiro” (con cama afuera) que trabaja 8 horas diarias no deberá cobrar menos de $ 1.657,50. Desde hace un año, ese salario era de $ 1.347,56. Las horas de “excedencia” también se adecuarán: ascenderán a 12,55 pesos.
Las empleadas por hora verán subir el valor de la hora de trabajo de aquel $ 10,27 a $ 12,63. El aumento no sólo regirá para el personal que cumpla una jornada laboral de ocho horas. Quienes trabajen en una casa de familia como máximo cuatro horas por día pasarán de cobrar un mínimo de $ 673,78 a uno de 828,75 pesos.

¿Esto significa que los empleadores deberán pagar más contribuciones? Por ahora no. Quienes “blanquearon” a sus empleadas –se calcula que al menos 700.000 trabajan en negro– seguirán pagando los mismos $ 81,75 de contribuciones (siempre que trabajen más de 16 horas semanales) que abonan desde enero de 2009.

Cuando el personal trabaja menos horas por semana los aportes se reducen: si trabaja entre 6 y 12 horas semanales los aportes son de $ 20; si trabaja entre 12 y 16 horas, de $ 39. El monto que resta para llegar a los $ 81,75 puede ser completado por el trabajador o asumido voluntariamente por el empleador (la tabla se puede consultar en www.afip.gov.ar/blanco/#aportes). En todos los casos, el empleador puede deducir lo que le paga al trabajador doméstico como gasto en el Impuesto a las Ganancias.

El 23% de aumento en el sueldo mínimo también incluirá a otras categorías: institutrices, gobernantas, amas de llave, mayordomos y nurses que trabajen ocho horas con cama afuera pasarán a cobrar un mínimo de $ 2.037; quienes lo hagan con cama adentro, $ 2.271. Cocineros, mucama/os y niñeras especializadas, valets y porteros de casas particulares, cobrarán un piso de $ 1.891 y $ 2.107 cuando lo hagan “con cama adentro”. Y los cocineros, mucama/os y niñeras sin especialización, ayudantes, caseros y jardineras, pasarán a cobrar $1.847.

Fuente:
http://www.clarin.com/sociedad/Aumentan-salario-empleadas-domesticas_0_375562566.html

lunes, 15 de noviembre de 2010

Paraguay: Empleadas domésticas aprenden sobre prevención de violencia

Portal Paraguayo de Noticias

Unas 50 mujeres, trabajadoras domesticas, recibieron información sobre los diferentes tipos de violencia que pueden sufrir y las formas de prevenirlas. Esta actividad se desarrolló en la ciudad de San Juan Bautista Misiones, donde las mismas compartieron sus experiencias y vivencias propias en un taller realizado con el apoyo del Programa Oportunidades.

Así como se viene realizando en varias zonas del país, como Asunción, Encarnación, Limpio, entre otras, la jornada de capacitación dirigida a las trabajadoras del sector domestico llegó por segunda vez a la ciudad de Misiones. Por pedido de las participantes en esta oportunidad se enfocó el tema de la "Violencia doméstica e intrafamiliar", coordinado por la Licenciada Catalina Cáceres.

Estas reuniones forman parte de la iniciativa del gobierno, a través de un esfuerzo conjunto de varias instituciones, principalmente del Ministerio de Justicia y la Secretaría de las Mujer, con apoyo del Programa de las Naciones Unidas, para mejorar las condiciones laborales de las domésticas asalariadas. Las capacitaciones permitan que ellas conozcan de diferentes herramientas teóricas y prácticas para ir mejorar y avanzando su situación.

En Paraguay, el empleo domestico es una actividad laboral legalmente discriminada y esta discriminación actúa principalmente contra las mujeres. De esto resulta una población de mujeres jóvenes, trabajadoras mal pagadas, poco educadas y sujetas a condiciones laborales sin protecciones ni beneficios adecuados.

Desde junio pasado se vienen realizando los talleres con diversos temas relacionados a esta actividad laboral, con el apoyo de la Secretaría de la Mujer, el Programa Oportunidades del y el Sistema de Naciones Unidas, en el Marco del Fondo para las Metas del Milenio.

Se han enfocado temas como: Liderazgo. Empoderamiento. Autoestima; Luchas reivindicativas por los derechos laborales desde una perspectiva social; Derechos asociativos. Diferencias. Fortalezas y Semejanzas entre una Asociación y un Sindicato; Seguridad social en el Paraguay, Reformas legales para equiparar derechos y en este marco el acompañar el impulso a un Convenio de la OIT sobre "Trabajadoras Domésticas", entre otros.

martes, 12 de octubre de 2010

Del retablo a la vida, construyendo ciudadanía. Migraciones y Trabajo Doméstico

Idania Trujillo
Fuente: www.alainet.org

ALAI AMLATINA, 11/10/10.- Alicia y Edda son dos mujeres desconocidas.
Sus historias no cuentan para las pasarelas de los concursos de top
models ni sus rostros aparecen en las portadas de las revistas femeninas
o en las pantallas de espacios publicitarios de televisión. Sus
historias son duras, estremecedoras, sacuden el alma cuando una las escucha.

Mientras nos agrupábamos en círculo en una improvisada aula de la
Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) en Quito,
Ecuador, donde tuvo lugar el taller Migración, trabajo doméstico y
violencia de género, dentro del Foro Social Mundial de Migraciones,
recordé a las miles de mujeres asesinadas de Ciudad Juárez, México, a las tailandesas que son forzadas a vender sus cuerpos, a las
colombianas, dominicanas que trabajan como verdaderas esclavas en países
europeos, la mayoría indocumentadas y pobres, y a las indígenas y
campesinas que están emigrando cada vez más frecuentemente para las
grandes ciudades dentro de sus mismos países.
No sé porqué extraña coincidencia recordé -mientras escuchaba hablar a mujeres de Ecuador, Costa Rica, Argentina, Colombia, España, Guatemala-
a la escritora cubana Dulce María Loynaz, Premio Nobel de Literatura,
cuando decía que “la mujer debe ver más allá del mundo circundante, y
más adentro en el mundo interior, pero no detenerse allí sino saber
hacer ver a los demás lo que se ha visto”.

Mujeres en círculo fueron desgranando sus memorias de dolor y de
esperanza, compartiéndolas como pan trozado que pasa de mano en mano. El
teatro de la liberación fue la metodología empleada por las
organizadoras del taller. Y no hubo mejor manera que los trabajos en
grupos para que salieran a flote las vivencias cuajadas de sensaciones y
colores, de matices y perspectivas diversas como es el universo femenino.

La idea era partir de una construcción colectiva y devolver las
realidades mediante el lenguaje del teatro espontáneo, que libera a las
personas y sirve para conocer una problemática, dialogar sobre ella de
modo horizontal y abierto; pero también para encontrar alternativas y
soluciones.

Rápidamente el escenario cambió y las mujeres se agruparon en cuatro
grupos para analizar los temas: violencia sexual en espacios de trabajo
doméstico, trabajo doméstico y trata de mujeres, migración nacional e
internacional y su relación con el trabajo doméstico y organización
social del trabajo doméstico, soluciones para visibilizar sus aportes
sociales y económicos.

Más allá del escenario

Cada quien a su esquina, cada quien a liberar sus experiencias para ser
contadas y compartidas. Y luego, el escenario imaginario del telón que
se sube y aparecen estampas representadas de abusos, rupturas y pérdidas
de identidades, migraciones forzadas, violencias, descubrimientos de
orígenes, recomposición de espacios físicos, geográficos, culturales y
emocionales, memoria de cuerpos que hablan de dolor pero también de
esperanza y lucha organizada por hacer valer sus derechos.

El impacto de la migración como experiencia laboral sobre la condición
de la mujer, lleva a la necesidad de examinar las consecuencias globales
del proceso migratorio sobre esta condición. Una atenta mirada nos
coloca más allá de una simple posición de observación. Existen
innumerables declaraciones y recomendaciones sobre la necesidad de
proteger a las migrantes y se ha forjado una agenda global en su favor,
inseparable de aquella más amplia que persigue establecer relaciones de
género más equitativas.

Específicamente, respecto a las mujeres migrantes y los mecanismos
internacionales de protección y promoción de sus derechos humanos, los
principales son la Convención para la Eliminación de todas las Formas de
Discriminación contra la Mujer (CEDAW, de 1979), el Programa de Acción
de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (El
Cairo, 1994) y la Plataforma de Acción de la IV Conferencia Mundial de
la Mujer (Beijing, 1995), propuestos por las Naciones Unidas.

Pero qué hacer cuando ese cuerpo de leyes y convenios internacionales
cae en un saco sin fondo. La respuesta podría ser organizar sujetos,
sujetos en movimiento. En este caso particular, empoderar a las mujeres
de sus posibilidades reales como sujetos de cambio por una ciudadanía
universal que no sólo las proteja sino que ellas mismas sean capaces de
transformarse y transformar sus realidades.

Datos que hablan por sí solos

Según ISIS Internacional (Servicio Femenino Internacional de Información
y de Comunicación) (1998), las redes de trata de mujeres están
especialmente activas en Suriname, donde se concentra y distribuye un
alto número de brasileñas, dominicanas y colombianas que ejercen la
prostitución. La trata de personas está también presente en las zonas
fronterizas de países sudamericanos y centroamericanos con destino a los
Estados Unidos y Canadá.

La otra cara de la trata de mujeres es la presencia de un alto
contingente de latinoamericanas y caribeñas en países de Europa. Se
señala que este fenómeno no puede ser analizado fuera del contexto
migratorio y que las mujeres que caen en las redes de los tratantes
generalmente han sido contratadas para el servicio doméstico,
matrimonios acordados y prostitución.

El único documento internacional vigente relacionado con la trata es el
Convenio para la Represión de la Trata de Personas y de la Explotación
de la Prostitución Ajena, que data de 1949; tiene la limitación de
remitir la definición de trata de mujeres a aquella que ocurre con fines
de prostitución, excluyendo a un gran número de víctimas de otras formas
de explotación; además, no tiene un enfoque basado en los derechos
humanos. Entonces, cabría preguntarse si el cambio vendrá por aprobar
más leyes o por concebir aquellas dentro del marco de políticas
nacionales e internacionales que tengan en cuenta real y
democráticamente a las mujeres como sujetos y no como objetos.

La relación entre migración femenina y vulnerabilidad tiene muchas
fuentes: el racismo, la xenofobia, la violencia y la trata de personas,
la baja escolaridad y los salarios inferiores a los mínimos
establecidos, el trabajo forzado y las peligrosas condiciones de vida,
la falta de acceso a servicios sociales básicos, entre otros, que se
agudizan con las inequidades de género.

Las mujeres, en general se insertan en el mercado laboral en condiciones
más precarias, en comparación con los varones: ganan menos, sus empleos
son más precarios , sobre todo en el llamado sector no formal de la
economía, tienen trayectorias laborales más interrumpidas, menor acceso
a los sistemas de seguridad social, mayores niveles de desempleo y
subempleo, trabajan en peores condiciones con respecto a la seguridad y
la salud ocupacional y tienen que equilibrar continuamente su trabajo
remunerado con sus responsabilidades familiares.

Pero quién o quiénes generan estos desequilibrios. Está claro que no son
las y los migrantes. Sabemos que es el modelo patriarcal, depredador y
capitalista impuesto por las corporaciones que pretenden controlar la
vida de los seres humanos. Pero hasta cuándo.

Ellas vuelven al retablo, pero esta vez al de la verdadera vida. Tienen
conciencia de que no es un camino fácil pero tampoco imposible. El
reconocerse en sus historias propias y en la de las demás las hace
crecer, les da confianza y ánimo para seguir cambiando el mundo y para
reconstruirse como ciudadanas migrantes con voces propias.

Idania Trujillo es periodista del Centro Memorial Martín Luther King de
Cuba (CMLK). Cobertura de la Minga Informativa de Movimientos Sociales.

Más información: http://alainet.org
RSS: http://alainet.org/rss.phtml

martes, 5 de octubre de 2010

Pasos adelante en la visibilización del trabajo de cuidados

Empleo de hogar, cuidados y ciudadanía global

La autora expone que la reforma del trabajo de hogar debe acompañarse de un cambio de raíz en las relaciones socioeconómicas.

En 1985 el Gobierno socialista firmaba el Real Decreto 1424/85 por el que se regulaba el Régimen Especial de Empleados de Hogar (REEH), discriminándolo injustamente del resto de sectores laborales. Desde entonces, ningún Gobierno ha abordado el cambio de régimen, pese al enorme trabajo de protesta llevado a cabo por Asociaciones de Trabajadoras del Hogar como las de Bizkaia, Valladolid o Granada, desde las que se ha denunciado la discriminación de un sector feminizado, la desprotección de las empleadas de hogar o el abuso de las agencias de colocación.

Fuente: Diagonal Web. Periódico quincenal de actualidad crítica.

Limpiar en tiempos de crisis

La recesión, sobre los hombros de las trabajadoras extranjeras

Las tres mujeres consultadas para esta nota siempre han querido cambiar su situación laboral y cambiar de régimen, pero la crisis ha empeorado sus condiciones laborales sin que se haya reducido su carga de trabajo.

Con el pretexto de la crisis, muchas empleadas de hogar han tenido que aceptar peores condiciones de trabajo para seguir ganando dinero y cubriendo la cuota de 163,30 euros que les exige la Seguridad Social, sobre todo las extranjeras que tienen que demostrar que cotizan para renovar sus permisos de residencia y trabajo. Reducciones de salario y de la jornada laboral han sido la norma, aunque el descenso de la carga de trabajo no ha sido proporcional a este reajuste.

Fuente: Diagonal Web. Periódico quincenal de actualidad crítica

Actualmente el 65% de las trabajadoras del hogar afiliadas a la seguridad social son extranjeras

El PSOE incumple su anuncio: las empleadas de hogar no se acercan al Régimen General

En 2006, el Gobierno de Rodríguez Zapatero anunció que se iba a llevar a cabo la reforma del Régimen Especial de Empleados de Hogar en el proyecto para modificar la Ley General de la Seguridad Social, sin embargo la última reforma del mercado de trabajo no modifica la situación de precariedad en la que están instaladas las trabajadoras del sector doméstico. La reforma laboral ha modificado levemente algunos puntos sin tocar lo esencial, es decir, sin alterar la invisibilidad de un trabajo que se relaciona directamente con la migración femenina, los cuidados y, en definitiva, la propia organización de la sociedad.

Fuente: Diagonal Web. Periódico quincenal de actualidad crítica

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Las condiciones de trabajo doméstico en Paraguay

Nota tomada del Boletín informativo Género, Raza y Etnia

UNIFEM Brasil con el Apoyo de AECID

Días francos con mucho trabajo. Esa fue la rutina de las trabajadoras domésticas paraguayas durante los domingos de agosto. Ellas participaron de los foros de debates sobre las condiciones del trabajo doméstico en Paraguay, derechos laborales y violencia laboral, realizados por el Programa Oportunidades, desarrollado en un trabajo conjunto entre agencias del Sistema Naciones Unidas (OIT, UNICEF, UNFPA, PNUD y UNIFEM Brasil y Cono Sur (parte de la ONU Mujeres) y el Gobierno del Paraguay. Lilian Soto, ministra de la Función Pública de Paraguay, estuvo presente en uno de los encuentros y consideró que los bajos salarios, la sobrecarga de trabajo y la falta de beneficios sociales son las principales causas que colocan el trabajo doméstico en desventaja con relación a otras ocupaciones.” Es un trabajo que se busca por falta de alternativas, y eso es fundamental a la hora de valorarlo, inclusive para los propios trabajadores”, añadió. Al mismo tiempo, las trabajadoras clasificaron el cumplimiento de las leyes laborales del país como cuestión clave para que trabajo doméstico se considere un trabajo decente. Entre las cuestiones abordadas en las reuniones está el marco de la Convención 156 de 156 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) sobre trabajo decente y la necesidad de hacer tomar conciencia a las trabajadoras y empleadores sobre los derechos de la libertad sindical y negociación colectiva.

jueves, 2 de septiembre de 2010

La informalidad en casa

Casi una de cada cinco uruguayas ocupadas es empleada doméstica y más de la mitad trabaja "en negro". Denuncian que no se les pagan los aumentos, el vacacional ni los aportes. Los patrones dicen que hay víctimas en ambos lados. MTSS saldrá a controlar.


Artículo de CATERINA NOTARGIOVANNI. Diario El País, 29 de agosto 2010

La reunión de los viernes recién había comenzado cuando ingresa a la sala una mujer acompañada de su esposo. Una de las integrantes del Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas (SUTD) los invita gentilmente a sentarse, a la vez que pide en voz alta: "A ver, silencio, escuchemos a la compañera". Todas acatan. La mujer, sexagenaria, cuenta que sufrió una crisis nerviosa en su trabajo cuya secuela es una evidente parálisis facial parcial. Según su versión, "la patrona" la presiona para que se reintegre, aún cuando ella se encuentra bajo la licencia médica reglamentaria. "Está ensañada, me dice que no quiero volver por estética, que así puedo trabajar", relata. La reacción de la audiencia es inmediata: "Ay, qué horrible", "No podés", "No puede ser tan mala".


La mujer dice recibir un salario de $ 6.000 pero estar inscripta ante el BPS por $ 1.000 y se quiebra a llorar cuando manifiesta preocupación por los $ 4.500 que necesita para pagar la pensión en la que vive. Silencio total. Una de las presentes atina a llevarle un vaso de agua y ofrecerle consuelo: "Tranquila, todo se soluciona". No pasan diez minutos hasta que aparece otra denunciante. Así, en el lapso de dos horas, media docena de mujeres se acercan ese día a la sede del Pit-Cnt a contar su historia y pedir consejo. "Recién ahora se están animando", comenta Mariela Burlón, representante del sindicato en los Consejos de Salarios.

Del otro lado del mostrador, en la sede de la Liga de Amas de Casa Consumidores y Usuarios (representante de los empleadores) se recibe un promedio de 40 llamadas por día, la mayoría de carácter consultivo sobre la legislación laboral vigente. "¿Tengo que darle recibo de sueldo?", "Hace una semana que no aparece y no responde el teléfono. ¿Qué hago?", son algunos de los planteos.

De un lado y del otro existen dudas, reclamos y reproches. Sin embargo, hay un punto en común en ambos discursos: la necesidad de valorizar una actividad históricamente invisibilizada que emplea al 17,2% de las mujeres uruguayas ocupadas e involucra a cerca de 90.000 empleadores.

¿bps? Uno de los reclamos más reiterados hacia la interna del sindicato tienen que ver con la regularización ante el Banco de Previsión Social. De hecho, casi cuatro años después de promulgada la Ley 18.065, que amplía los beneficios de la Seguridad Social, el 57% de las trabajadoras domésticas continúa "en negro".

Maricelda Cancela, asesora jurídica del sindicato desde 2005, enumera el no cumplimiento de los aumentos salariales obligatorios, el pago del salario vacacional y la subdeclaración como los principales temas de reclamo. "La mayoría de las trabajadoras no figura por el 100% del sueldo", señala la abogada. "Luego, si se enferman o acceden a la licencia por maternidad, tienen los salarios disminuidos", agrega. Buena parte de estos casos se resuelven en audiencias de conciliación del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

Pero la legislación prevé otro mecanismo de denuncia, en el que se solicita la intervención de la Inspección General del Trabajo (IGT). A diferencia del resto de las actividades, la labor en el servicio doméstico se realiza en el interior de una vivienda particular, y los inspectores no están habilitados a ingresar a los hogares para controlar sin una orden judicial previa. En este sentido, las autoridades anunciaron un operativo de control para noviembre próximo. Pero no se van a pedir "órdenes de ingreso masivo. Esa no es la primera estrategia", aclara Juan Andrés Roballo, director de la IGT (ver nota aparte).

Si bien el organismo no tiene cuantificadas las denuncias, Roballo dice que son "ínfimas" y una fuente de ese ministerio asegura que en todo el 2009 hubo una sola.

Pero este año la situación será diferente. El sindicato tiene previsto presentar varias denuncias en los próximos días. Tal es el caso de Adriana (nombre ficticio), quien después de siete años de trabajo se enteró que su empleadora dejó de pagarle los aportes al BPS. Debido a esto, Adriana no está pudiendo acceder a un tratamiento médico que le es vital. "Hablé varias veces con mi patrón, pero me dice que no puede pagar el BPS", cuenta y se ríe. ¿Qué le causa gracia? "Ponete en mi lugar. Una familia de buen poder adquisitivo, que me deja la llave de la casa y los hijos a mi cuidado, me está entregando algo mucho más valioso que la cuota del BPS. Me da gracia que me diga que no puede. Además, yo veo que se compran cosas todo el tiempo, no soy ninguna estúpida", explica la mujer de 40 años, soltera, que vive de un salario de $ 5.000 por 44 horas semanales.

El sentimiento de que sus empleadores las toman por tontas y, paralelamente, el miedo a denunciar son conceptos repetidos en la reunión sindical. "Hay que entender que son empleadas a puerta cerrada. Que una vez adentro de una casa quedan expuestas a todo y no tienen pruebas de nada. Esa es una realidad de todo el sector", ilustra Cancela.

Otra de las dificultades inherentes a este trabajo es la distribución de tareas. Muchas de las quejas se gestan en el hecho de que se agregan obligaciones no negociadas o se pretenden otras que, aseguran, no corresponden. "La señora que estaba antes en la casa en la que estoy hacía toda la limpieza pero además lavaba tres autos y hacía el jardín. Eso no es servicio doméstico", relata una de ellas. Por eso, uno de los temas pendientes de negociación del Grupo 21 -integrado por el sindicato, la Liga de Amas de Casa y el gobierno- es la elaboración de un contrato de trabajo que deje claro y por escrito las implicancias de cada relación laboral.

La informalidad que caracterizó al sector durante años provoca otras de las situaciones más denunciadas: la disminución de las horas de trabajo sin cumplir con la obligatoriedad legal de pagar un despido parcial. "Te dicen: `Empezá a venir tres veces por semana porque ando corto de plata`, y de golpe te quedás ganando la mitad", ilustra una trabajadora.

Contraparte. En opinión de Mabel Lorenzo, presidenta de la Liga de Amas de Casa, también el empleador puede verse involucrado en una situación de vulnerabilidad. "Entiendo que puede haber víctimas de las dos partes, porque también hay muchos empleadores que sufren lo que les significa tener una empleada que se siente soberana porque sabe que lleva los resortes de esa casa, que sabe que si ella falta se nota. Hay gente que maneja ese poder impecablemente, de una parte y de la otra. Pero muchas veces hay desniveles, y no son sólo de un lado", arguye.

Lorenzo considera que este vínculo laboral es uno de los que mayores connotaciones tiene en la calidad de vida de toda la población. "El ámbito donde se desarrolla esta relación es nada menos que el hogar. Por ende, es muy delicado para las dos partes. Para la trabajadora, porque ingresa a una casa y toma la responsabilidad de muchas decisiones. Y por otra parte estamos los empleadores, que recibimos a una persona en nuestra casa a la que le damos la confianza -muchas veces incluso la llave-, a quienes les dejamos a los niños y las personas mayores. En consecuencia tenemos que poner especial hincapié en buscar las mejores relaciones que traten de configurar un trato agradable, amable y conciliador", dice.

Asimismo, la representante de las amas de casa opina que si bien todavía quedan resabios de una relación paternalista del empleador hacia la empleada, cada vez son menos. "De un lado se dice que hay demasiados escalones de diferencia, que se marca aquello de que `yo soy el que mando`, situación que deja una distancia que es realmente desagradable, que no corresponde, que denigra a las dos partes: al que la recibe y al que la marca porque no tiene educación para hacer las cosas bien. Pero por otro lado está aquello de que el débil es sólo el empleado, y muchas veces éste tiene mucha más fuerza e influencia que la persona que le paga el sueldo", señala.

Aquello de que "cada casa es un mundo", dice Lorenzo, se aplica perfectamente a todas las historias vinculadas al servicio doméstico.
Qué dice la ley sobre el trabajo, el descanso y los despidos

"Trabajo doméstico es el que presta, en relación de dependencia, una persona a otra, o a una o más familias, con el objeto de consagrarles su cuidado y su trabajo en el hogar, en tareas vinculadas a éste, sin que dichas tareas puedan representar para el empleador una ganancia económica directa", indica la ley que regula el sector.

Quedan excluidos los porteros, limpiadores y ascensoristas que ocupan los propietarios de casas, de apartamentos o escritorios, los choferes particulares y el personal de servicio doméstico rural.

La jornada laboral debe ser de un máximo de ocho horas diarias y de 44 horas semanales.

El descanso intermedio será de media hora paga para el régimen "con retiro" y de dos horas mínimo para aquellas "sin retiro" (o "con cama"). Estas últimas tienen derecho a un descanso nocturno mínimo de nueve horas continuas que no podrá ser interrumpido por el empleador, así como a una alimentación adecuada (tres comidas diarias) y a una habitación higiénica, amueblada y privada.

Los patronos deberán extender un recibo de sueldo a las trabajadoras, y tanto las mensuales como las jornaleras tendrán derecho a una indemnización por despido desde los 90 días corridos de iniciada la relación laboral.


Las cifras

17,6% Del total de mujeres uruguayas ocupadas se desempeñan en el sector servicio doméstico; unas 130.00, según datos del BPS.
52.7% De las trabajadoras sólo cursó primaria y el 33.2% tiene secundaria incompleta. El grueso tienen entre 35 y 54 años de edad.
4.792 Pesos nominales es el salario mínimo nacional del sector doméstico por 44 horas semanales y 25 jornales mensuales.

Ministerio saldrá a controlar

Con el objetivo de incentivar la formalización, unos 50 funcionarios de la Inspección General del Trabajo (IGT) del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) realizarán un relevamiento en Montevideo para medir el cumplimiento de la legislación laboral vigente en materia de servicio doméstico.

En esta primera etapa, el MTSS priorizará lo informativo por sobre la fiscalización, además de observar especialmente las reacciones de las partes ante este esquema operativo que no tiene precedentes en el país.

Lo diferente al resto de las inspecciones es que la Constitución prohíbe el ingreso a una vivienda sin la autorización del dueño de casa, pero es justo allí donde se desempeñan las trabajadoras domésticas. En tal sentido, la Ley 18.065 establece que se podrán "realizar inspecciones domiciliarias cuando exista presunción de incumplimiento", para lo cual se deberá contar con una orden judicial.

En esta instancia, que comenzará en noviembre, la IGT no solicitará órdenes de ingreso masivo a los hogares, sino que utilizará otras herramientas, ya disponibles, para hacer los controles. "Si no hay colaboración y se obstruye la tarea de los inspectores, se evaluará apelar a esta medida extrema", explica Juan Andrés Roballo, director de la IGT.

Los inspectores se identificarán, solicitarán la documentación probatoria (libro de trabajo, inscripción ante el BPS y recibo de sueldo, por ejemplo) y en caso de irregularidades abrirán un expediente. "Si nos encontramos con infracciones en esta primera salida y se ve en el empleador una reacción previa hacia la regularización, va a tener una reacción más benigna", señala. "Ahora, si nos encontramos con un trabajo `en negro` liso y llano, si no existe documentación de ningún tipo, aplicaremos el protocolo correspondiente", agrega.

Sobre los montos de las multas, Roballo prefiere no expedirse por el momento. "Hemos decidido no hablar de eso, primero porque hay un margen amplio y segundo porque tenemos que ver el protocolo".

Las trabajadoras interesadas en hacer denuncias deben saber que su identidad será preservada. "Ante los indicios, la Inspección va a actuar como de oficio. No se va a dar cuenta al empleador si hubo o no denuncia", señala.

lunes, 30 de agosto de 2010

Seguridad Social para Trabajadoras Domésticas

A un año de celebrarse, el 19 de agosto, el Día de la Trabajadora Doméstica, se presentó el nuevo material de difusión sobre derechos y obligaciones en Seguridad Social para Trabajadoras Domésticas y se realizó la inauguración de un puesto de atención específica para las trabajadoras y sus empleadores en planta baja del Edificio Sede de BPS.


A un año de celebrarse por primera vez el Día de las Trabajadoras Domésticas el 19 de agosto, feriado pago y no laborable en todo el país, se realizó el miércoles 18 una conferencia de prensa con representantes del Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas, del PIT-CNT, de la Liga de Amas de Casa, del MTSS y Facultad de Derecho de la Universidad de la República.

En la misma fue presentado el folleto que forma parte de una nueva campaña de difusión sobre los derechos y obligaciones en seguridad social de quienes realizan Trabajo Doméstico.

También se anunció, por apoyo del BPS en Convenio con la Facultad de Derecho – UDELAR – y la Liga de Amas de Casa, el asesoramiento jurídico gratuito sobre seguridad social y normas laborales a empleadores del servicio doméstico. El mismo estará dictado por abogados y docentes de la Facultad de Derecho.

Se suscribirá, además, otro convenio con el SODRE por el cual el BPS brindará capacitación en Mejora de Gestión Pública para funcionarios de ese organismo y se obtendrán entradas gratuitas para espectáculos artísticos a ser distribuidas entre las trabajadoras domésticas registradas y sus empleadoras.

Se inauguró en la Planta Baja del Edificio Sede un puesto de atención específica para Trabajo Doméstico, los cuales se suman a otras mejoras en la gestión como son la modificación de los registros por correo electrónico, la solicitud telefónica de envío por correo de formularios de afiliación, el envío de facturas a domicilio, etc.

Fue presentada a los medios la Investigación de la Asesoría Técnica en Seguridad Social “Situación del Trabajo Doméstico en el Uruguay”. De este informe surgen datos positivos como el crecimiento constante a partir del 2007 de los puestos cotizantes del sector, el crecimiento de jubilaciones de trabajadoras domésticas, cuatriplicando en los últimos cinco años al crecimiento promedio general. En cuanto a pensiones, se constituye en el único sector que crece en cantidad de pensionistas.

El sector también duplica la cantidad de beneficiarios de Seguro por Desempleo y Subsidio por Enfermedad desde el 2007 al 2009.
Estas mejoras entre otras se atribuyeron a la labor en conjunto del BPS, el MTSS y las instituciones sociales involucradas.

Se recordó que en Comisión sobre Trabajo Doméstico de la 99º Conferencia de la OIT 2010 señaló a Uruguay como ejemplo de que la legislación adecuada fomenta la creación de empleo y que el compromiso general de cumplir las normas internacionales del trabajo contribuye a la lucha contra la pobreza.

http://www.bps.gub.uy/BPSInforma/Novedades/NoticiaAmpliada.aspx?menu=BPSInforma&id=154

Un trabajo sin servidumbre

Proyecto oficial para regular el empleo del servicio doméstico

Diputados debate una propuesta del Ejecutivo para que 1,2 millón de mujeres empleadas en casas de familia obtengan derechos reconocidos por la Ley de Contrato de Trabajo. Limita la jornada laboral a 8 horas e incluye licencia por maternidad, jubilación y más vacaciones.

Más del 80 por ciento del empleo doméstico está en negro, pese a las facilidades ofrecidas.
Por Laura Vales

Limpian casas, cuidan a los chicos, preparan la comida y ayudan a mantener en funcionamiento la vida familiar. En la Argentina hay un millón doscientas mil mujeres que trabajan en casas de familia, tarea que se ha bautizado, con un dejo despectivo, como servicio doméstico. La actividad está normada por un régimen especial que excluyó a las empleadas domésticas de la legislación que protege al resto de los trabajadores. Ahora, por un proyecto del Poder Ejecutivo que está en tratamiento en el Congreso, se estudia equiparar sus derechos con los establecidos por la Ley de Contrato de Trabajo. El proyecto limitará la jornada laboral a ocho horas, reconocerá la licencia por maternidad, les dará más vacaciones y permitirá que quienes trabajan por hora puedan tener aportes jubilatorios.

La propuesta fue enviada a la Cámara de Diputados, donde está haciendo el recorrido por las comisiones previo a su tratamiento en el recinto. En ese camino tuvo el aporte de los sindicatos del sector, que le dieron su apoyo, y el de otros proyectos presentados por distintos bloques. El régimen a modificar es tan visiblemente vetusto que su reemplazo no ha generado resistencias; el proyecto se tratará con carácter preferencial, por lo que se espera que en septiembre sea votado y obtenga media sanción.

Vulnerables

“La ley vigente no nos reconoce como mujeres ni como trabajadoras”, dice Manuela Muñoz desde el sindicato de Empleadas en Casa de Familia de Entre Ríos (CTA). Muñoz es protagonista del proceso de sindicalización que se está dando en el sector: pertenece a un gremio creado hace apenas cuatro años, que resultó ser el primer sindicato de empleadas domésticas de la provincia. “Comenzamos por eso, porque no sabíamos nada acerca de nuestros derechos. Tuvimos que capacitarnos desde cero, y ahora estamos capacitando a las chicas que se acercan, hacemos sobre todo un trabajo de educación.”

Como el trabajo se hace en casas particulares, donde no entran inspecciones del Ministerio de Trabajo, y como más del 80 por ciento está en negro, no hay estadísticas oficiales que den un panorama de la situación. El sindicato de Entre Ríos hizo un relevamiento entre las afiliadas que da un perfil del sector: encontraron que el 80 por ciento son jefas de hogar, “la única manutención dentro de la familia porque el esposo está desocupado o porque están solas”. Que nueve de cada diez no tienen casa propia; que la mitad alquila y el resto vive en lugares prestados o con parientes. Que sólo el 15 por ciento trabaja en blanco y ninguna llega a ganar el salario mínimo. Que el 40 por ciento percibe el sueldo de la categoría más baja, 673 pesos, correspondiente a cuatro horas de trabajo por día.

Iguales derechos

El marco legal del servicio doméstico vigente en el país fue escrito con una idea más cercana a la servidumbre que a la de un trabajo. El problema no es exclusivo de la Argentina, y este año fue abordado especialmente por la Organización Internacional del Trabajo. La OIT aprobó en su conferencia la elaboración de un convenio que regule el trabajo doméstico, lo que ayudó a crear un clima favorable para que avance la idea de modificar el estatuto argentino.

“Los trabajadores de casas particulares son ciudadanos y ciudadanas que prestan un servicio y merecen, y deben, ser alcanzados por normas protectorias ajustadas a los principios generales del derecho laboral argentino”, señala el proyecto de ley que, con la firma de la presidenta Cristina Kirchner, fue enviado a principios de año al Congreso. Los principales cambios que traerá –incluidas las modificaciones que se agregaron en las comisiones– son las siguientes:

- Licencia por maternidad. Hasta ahora no era reconocida. Esta licencia no significará mayores gastos para el empleador, ya que los sueldos de estos meses son pagados por la Anses (así es en todos lo casos).

- La jornada laboral quedará limitada a 8 horas por día y 48 horas semanales. La ley vigente permite hasta 12 horas diarias de trabajo para el personal sin retiro, y no pone límites horarios al personal con retiro.

- El empleador podrá establecer una distribución desigual de las 48 horas de trabajo semanales, pero sin que ninguna jornada exceda las 9 horas.

- Se establece un descanso semanal mínimo de 35 horas, a partir del sábado entre las 13 y las 16.

- La cantidad de días de vacaciones también se va a equiparar a lo que dice la Ley de Contrato de Trabajo, con 14 días por año que van aumentando según la antigüedad.

- De igual manera, tendrán la misma cantidad de días de licencia por enfermedad.

- El empleador deberá contratar un seguro de riesgos de trabajo.

- La indemnización por despido se duplicará (hoy es de un mes de sueldo por cada año de antigüedad).

- La ley se aplicará en todos los casos (hasta ahora cubre sólo a quienes trabajan más de 4 horas por día, 4 veces por semana). Incluirá a niñeras y a quienes cuiden adultos o discapacitados, sin conocimientos profesionales.

Un tema que todavía está en discusión, impulsado por los sindicatos, es si se contemplará la necesidad de que aquellos que tienen entre 16 y 18 años tengan estímulos para completar sus estudios.

Cambio cultural

Para Alejandra Angriman, secretaria de Igualdad de Género de la CTA, la discusión sobre el trabajo doméstico “hace visible todo lo que estas trabajadoras vienen a reemplazar, como el cuidado de los hijos o de los padres. En este sentido, es el reemplazo de un Estado ausente, por lo que el cuidado de la vida se traslada al ámbito privado”. La falta de guarderías maternales o escuelas que brinden la opción del tiempo completo se combina con la tendencia a que los mayores de 60 sigan trabajando, con lo cual los abuelos ya no están disponibles para quedarse con los chicos mientras las madres trabajan.

Angriman señala que en las grandes ciudades una parte muy importante del trabajo doméstico se dirige al cuidado de chicos “tanto como a limpiar, lo que marca que se trata de un reemplazo de la mujer en su rol tradicional”. Otro dato interesante que da la entrevistada es que, junto con el perfil tradicional de la trabajadora doméstica, hoy coexisten las estudiantes que, sobre todo en las provincias del interior, hacen de niñeras para cursar en la universidad. “Esto ayudó a que surgieran muchos gremios.”

Alcira Burgos, en cambio, ya se jubiló y pertenece al sindicato de Personal de Casas de Familia de Córdoba, uno de los más antiguos del país, y el único que realiza mediaciones. Cuenta que el principal motivo de conflicto es el no respeto de los salarios mínimos y las categorías, “porque la dueña de casa da empleo de acuerdo con su necesidad, no de acuerdo con la ley”. Burgos lo señala para marcar lo que considera el eje del debate: “Hay una cultura instalada que nos considera servidumbre y no trabajadoras”. Los patrones “deben comenzar a dejar de ser patrones para ser empleadores”. Una muestra de cuán instalada está esta mirada de la trabajadora doméstica es que, pese a las campañas del Gobierno y las facilidades para el blanqueo, los sindicatos aseguran que sólo el 15 por ciento de las trabajadoras logró ser blanqueadas; aunque al empleador no le cueste nada, ya que el aporte máximo es de 35 pesos, descontable de Ganancias.

Manuela Muñoz coincide: “El trámite es muy simple, no tienen que pagar contadores porque lo bajan de Internet, lo imprimen, lo completan y lo pagan en cualquier Rapipago. Si lo descuentan de Ganancias les sale gratis, y si no, como máximo son 150 pesos al año. Considerando que se trata de la persona que está cuidando tu casa y a tus hijos, que el día de mañana va a tener una jubilación, o protección cuando no pueda trabajar más, lo debería hacer todo el mundo. Es una cuestión de respeto al ser humano, al que le estás garantizando lo mínimo”.

Hasta ahora, el sueldo mínimo del sector es fijado por Trabajo. Uno de los temas que quedarán abiertos es que no existe una cámara de empleadores; tras la sanción de la ley, deberá buscarse una solución. En Uruguay, los gremios lo encontraron convocando a las asociaciones de amas de casa, con las que tienen negociaciones paritarias anuales.

© 2000-2010 www.pagina12.com.ar República Argentina Todos los Derechos Reservados

viernes, 20 de agosto de 2010

No es changa. El paro visto por las domésticas y los rurales

La convocatoria del PIT-CNT era para detener las actividades entre las 9.00 y las 13.00, y coincidió con el Día Nacional de la Trabajadora Doméstica, que se celebró por segunda vez consecutiva. La fecha conmemora la instalación de la negociación colectiva para el sector.

El Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas (SUTD) aprovechó la jornada para reflexionar sobre la marcha del movimiento en la sede sindical de Conaprole. Una de sus dirigentes, Nora Pacheco, destacó en diálogo con la diaria que la concurrencia "fue muy buena".

En ese contexto, las delegadas que disertaron el viernes pasado en Paraguay, en el panel "Las organizaciones de trabajadoras domésticas: de la informalidad al ejercicio de los derechos" (ver la diaria del 16/8/2010), resumieron su intervención y compararon la situación regional con la nacional. Pacheco evaluó positivamente la "buena difusión" que hubo y que haya asistido Ariel Ferrari a la charla como representante de los trabajadores en el BPS para evacuar consultas sobre derechos laborales. El miércoles, el organismo había informado que son 55 mil las trabajadoras registradas, en un total estimado de 130 mil, y que para promover la formalización instaló un puesto específico.Pacheco mencionó el hecho de que ayer se hayan concretado al menos 15 afiliaciones como buen síntoma del crecimiento de la sindicalización, que en el sector es muy bajo. "Es un tema de conciencia.

Ayer muchas no se tomaron el día para cobrarlo doble. Nuestro salario es bajo pero un feriado pago no te va a cambiar. A otras les pusieron caras feas, pero igual se animaron. Eso es lo más difícil de cambiar, sobre todo en el interior, hay que seguir generando confianza", analizó la entrevistada.

Junto al doméstico, el rural es de los rubros calificados por el PITCNT como los más vulnerables. El referente de la Unión Nacional de Asociaciones de Trabajadores Rurales y Afines (UNATRA) en Bella Unión, Germán Moraes, graficó una de las fragilidades. "En la industria, los sindicatos tienen 200 ó 300 trabajadores, pero en las estancias es difícil decir "vamos a parar". Se está conversando. El tema es que la gente se involucre, pero no hay recursos para recorrer tres o cuatro kilómetros", graficó. Ayer, por ejemplo, durante el paro parcial "en la zona no se vio mucha movida", dijo Moraes.

Su colega salteño Alejandro Ferreira relató que en la empresa de arándanos en la que trabaja "la convocatoria fue exitosa" porque adhirió 85% de los 130 trabajadores. Además ocuparon el local del Ministerio de Trabajo, medida que mantendrán hasta hoy al mediodía cuando las autoridades reciban a "los compañeros de una chacra" cuyo empleador los amenazó con echarlos si se afiliaban al sindicato. "Esas 20 personas ayer no pudieron parar", denunció.

En Montevideo, el acto principal se desarrolló en la plaza Cagancha a las 11.00. Juan Castillo valoró que "fue una movilización imponente.

Se veían columnas de trabajadores, eso es lo que tiene impacto, la gran concentración que se logró". La plataforma se centró en la construcción de "un país productivo con profundización democrática y con justicia social", aprobación de leyes sobre los derechos laborales y maternales y mayor presupuesto para la educación (ver página 11). LR

Trabajadoras domésticas del MERCOSUR en el IV Foro Social Américas, Paraguay, Agosto 2010.

En el marco del IV Foro Social Américas que se realizó en la ciudad de Asunción, Paraguay del 11 al 15 de agosto de 2010, la Articulación Feminista Marcosur y los Sindicatos de las Trabajadoras Domésticas del Mercosur organizamos el Panel: "Las organizaciones de trabajadoras domésticas: de la informalidad al ejercicio de los derechos", el pasado 13 de agosto.

Esta actividad se realizó en la Carpa feminista del Complejo Polideportivo del Foro. Fuimos 40 mujeres de Brasil, Uruguay, Chile, Bolivia, Paraguay y Perú quienes durante las 2 horas que duró el taller compartimos las reflexiones e intercambiamos opiniones sobre el trabajo doméstico y los derechos humanos.

Las expositoras fueron: Maria Noeli Dos Santos y Cleusa Maria de Jesús Santos de la Federación Nacional de Trabajadoras del Hogar Brasil; Liria Mazzeta y Sonia Lemos del Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas del Uruguay y Kelly Agüero y Odina Lezcano de la Asociación de Empleadas del Servicio Doméstico del Paraguay. Moderó el panel Flor de María Meza de la Articulación Feminista Marcosur (AFM).

Todas coincidieron en señalar que si bien en los diversos países se constatan avances normativos aún queda mucho camino por recorrer. También se resaltó la importancia de la organización y la necesidad que las trabajadoras domésticas conozcan sus derechos para que luego puedan defenderlos. Así lo reafirmó Cleusa Maria quien nos contó cómo su integración a la organización le cambió la vida, la empoderó y le ayudó a ejercer sus derechos como mujer, como trabajadora, como mujer trabajadora con derechos.

La posibilidad de un Convenio internacional sobre trabajo doméstico, (Recomendación de la Comisión de Trabajo Doméstico a la Conferencia Internacional de Trabajo 2010) y el proyecto de Norma Parlasur 04/09 sobre el "Régimen del personal de servicio doméstico" también estuvieron sobre la mesa. Las trabajadoras conversaron acerca de la posibilidad de reunirse para discutir esta Propuesta de Convenio como trabajadoras domésticas del MERCOSUR y llevarla a la próxima conferencia de la OIT en Ginebra en el 2011.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Por otro paso

Buscan regular licencia sindical de las trabajadoras domésticas por ley

El jueves se celebra por segundo año consecutivo el Día Nacional de la Trabajadora Doméstica que conmemora la instalación de la mesa de negociación colectiva para el sector, el 19 de agosto de 2008. El Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas (SUTD) realizará una jornada de reflexión sobre los avances y los temas que aún están pendientes, a partir de las 14.00 en el local de Conaprole de Suárez y Agraciada. La convocatoria es el mismo día que el paro general parcial del PIT-CNT.

La dirigente Liria Messetta consideró en diálogo con la diaria que la coincidencia puede hacerle perder "visibilidad" a la conmemoración, pero señaló que "es positivo", "las compañeras van a poder sumarse al paro" porque para ellas el feriado es no laborable. El integrante del secretario ejecutivo del PIT-CNT, Fernando Pereira, adelantó que este tema estará presente en la oratoria del acto. "Junto al rural y forestal, el doméstico es el sector al que el PITCNT debe brindarle el mayor apoyo posible. Ambos han construido una nueva identidad como tales y eso es una cosa muy positiva", indicó.

Añadió que "si bien estamos considerados como un ejemplo, no podemos quedarnos en ese piso; estamos buscando un modelo de iniciativa para garantizar la licencia sindical que no tiene antecedentes en el mundo", en referencia a que Uruguay es considerado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) como ejemplo mundial de "buenas prácticas" en materia de legislación de trabajo doméstico.

El 30 de noviembre de 2009 el Parlamento del Mercosur (Parlasur) sancionó la norma 04/2009 sobre el "Régimen del personal de servicio doméstico" para garantizar la igualdad en los estándares jurídicos de los países del bloque, que deben ser ratificados por cada Estado mediante una ley. Este tema estuvo planteado el viernes durante el panel "Las organizaciones de trabajadoras domésticas: de la informalidad al ejercicio de los derechos", que tuvo lugar en Paraguay y que fue organizado por la Articulación Feminista Mercosur en el marco del IV Foro Social Américas.

Messetta, quien representó a Uruguay, concluyó que "estamos bastante mejor" que los otros países del Mercosur y puso como punto de comparación a Paraguay, donde para las mujeres el trabajo rural es considerado parte del doméstico. Agregó que en Uruguay hay una ley pero hay muchos problemas de implementación que en cierta medida tienen que ver con la falta de licencia sindical."Para viajar al foro tuve que cubrir más horas y en una de las casas pedí el día libre. Me dieron permiso para ir y no ser sancionada, pero esto no es así en la mayoría de los casos; y además perdí salario", ejemplificó."En el interior, sobre todo, hay que hacer trabajo de conciencia, no tenemos formación sindical. El Instituto Cuesta Duarte da cursos sobre eso pero no podemos tomarnos tres o cuatro días para eso o viajar", explicó.

Entre otras cosas, la dirigente precisó que la licencia sindical les permitiría ocuparse de "dar difusión y crear conciencia" tanto en la trabajadora como en los empleadores. "Entre otras cosas no se están cumpliendo los descansos intermedios para las que trabajan 44 horas semanales, ni los descansos nocturnos para las que trabajan con cama", explicó."Es un sector complejo para licencia sindical, por su debilidad estructural, pero se está pensando en un fondo de recursos a través de aportes al BPS. Los patrones son una familia que depende de la trabajadora, entonces el punto es encontrar un modelo de ley, una fórmula que contemple ambas partes. Si no hay fondo, no hay solución", aseguró Pereira.

El sindicalista indicó que ya se iniciaron contactos con el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y con la Liga de Amas de Casa y que "las expectativas son positivas". Lourdes Rodríguez Allá vamos Las trabajadoras domésticas se están preparando para Ginebra 2011, cuando la OIT apruebe un convenio internacional para el sector doméstico, cuyas bases fueron fijadas en junio de este año por la 99a asamblea general. Las representantes del sindicato habían reclamado sin éxito integrar la delegación uruguaya, aunque aseguran que el año que viene dirán presente: "Estamos buscando otras redes para encontrar caminos y no depender de la central. Estamos pensando, por ejemplo, en ir con los países del bloque para lograr un mejor convenio que refleje las realidades diversas.

Porque muchas veces quienes participan en la redacción no son trabajadoras domésticas, que son las que tienen la experiencia cotidiana de la problemática", indicó Messetta.

Fuente: La Diaria/Política/pag.4/ 16 agosto 2010

viernes, 6 de agosto de 2010

Trabajo Doméstico Remunerado - Derechos Laborales

Puertas Adentro

Es uno de los sectores que más puestos de trabajo genera en el mundo y es, sin embargo,uno de los más excluidos de las legislaciones laborales y la valoración social. Mujeres y niñas conforman la inmensa mayoría de quienes trabajan en estas condiciones y, aunque en el contexto regional Uruguay es un buen ejemplo de los avances legales en la materia, para las trabajadoras domésticas uruguayas los desafíos siguen siendo muchos.

Lourdes Rodríguez
Fuente: revista noteolvides N° 3, julio-setiembre 2010

Leer más>

jueves, 5 de agosto de 2010

Encuesta mostrará la situación del trabajo doméstico en Brasil

Encuesta va a mostrar la situación del trabajo doméstico en Brasil

Identificar asuntos relacionados con las condiciones de vida de las trabajadoras domésticas para hacer visible a la categoría y producir datos sobre derechos laborales, calidad de vida, salud y educación. Estos serán los objetivos de una encuesta piloto sobre trabajo doméstico en Brasil que la Fenatrad (Federación Nacional de las Trabajadoras Domésticas) realizará conjuntamente con UNIFEM Brasil y Cono Sur (Fondo de desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer- parte de la ONU Mujeres), la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y el CFEMEA (Centro Feminista de Estudios y Asesoría). Dicha encuesta está en elaboración y está prevista su puesta en marcha para el segundo semestre de este año.

El abordaje cuantitativo, coordinada por la OIT, se producirá basados en datos secundarios producidos por el IBGE (Instituto Brasileño de Geografía y Estadística) a partir de los últimos datos divulgados por la Pnad (Encuesta Nacional por Muestreo de Domicilio) y por la POF (Encuesta de Presupuestos Familiares) a fin de caracterizar el trabajo doméstico y mapear puntos sobre salud, trabajo, renta y constitución familiar.
A su vez, el abordaje cualitativo se llevará a cabo basado en informaciones colectadas por un equipo de encuestadores en Salvador / Bahía y en el Distrito Federal a través de la organización de grupos focales con trabajadoras sindicalizadas, no sindicalizadas y de diferentes fajas etarias. La iniciativa piloto quiere estimular la producción de una investigación más amplia que se va a realizar en el 2011.

De acuerdo con Danielle Valverde, asistente del Programa Regional Género, Raza, Etnia y Pobreza, las trabajadoras están participando activamente de la elaboración de los temas de la encuesta, mapeando asuntos de interés e indicando formas de abordaje. “El estudio será un subsidio importante para gestores de políticas públicas en la puesta en marcha de acciones para la categoría. También está orientado al empoderamiento de las organizaciones de trabajadoras para identificar, en el momento de las reivindicaciones, cuestiones que precisan de más atención por parte del poder público”, explica Danielle Valverde.

lunes, 2 de agosto de 2010

Panel sobre trabajo doméstico en el IV Foro Social Américas

Panel: "Las organizaciones de trabajadoras domésticas: de la informalidad al ejercicio de los derechos".

Día: 13 de agosto de 2010
Hora: 8:30 hrs
Lugar: Carpa de las Mujeres. Instituto Superior de Educación “Dr. Raúl Peña”
Dirección: Av. Eusebio Ayala Km 4,5
Barrio: Hipódromo

Panelistas:
Representantes de: Sindicato Único de Trabajadoras Domésticas del Uruguay; Asociación de Empleadas del Servicio Doméstico de Paraguay; FENATRAD Brasil.

Modera: Representante de la AFM.
Esta actividad se realiza en el marco del IV Foro Social Américas (11 al 15 de agosto), en Asunción, Paraguay.

Organiza: Articulación Feminista Marcosur.

jueves, 8 de julio de 2010

Derechos Postergados

Las trabajadoras domésticas de Nueva York y la conquista de sus derechos

Las trabajadoras domésticas de Nueva York se convirtieron en las primeras protegidas por una ley laboral para el sector en Estados Unidos. Nueva York aprobó el 1º de julio la ley de Derechos de las Trabajadoras Domésticas. Es la primera ley laboral específica para los servicios del hogar en Estados Unidos. La Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar, en su última asamblea, resolvió extender la iniciativa neoyorquina y luchar por una legislación nacional. Ayer, Trabajadores Domésticos Unidos, una de las organizaciones de la Alianza, festejó la aprobación de la ley en Union Square, en Manhattan.


Todavía pendientes


Jill Shenker, coordinadora nacional de la Alianza Nacional de Trabajadores Domésticos, indicó que los reclamos de la Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar en Estados Unidos incluyen tres puntos clave para su organización.

Uno de ellos es la demanda de que Estados Unidos incorpore un esperado convenio de la OIT para las trabajadoras del hogar.

Otro consiste en cambios administrativos en la legislación laboral. En el caso de las trabajadoras con cama, los empleadores deberían mantener un archivo de las horas trabajadas. Si este archivo no se realiza, quedaría bajo la responsabilidad del patrón demostrar cuántas fueron esas horas trabajadas. El empleador debería también aportar pruebas del costo de la comida y del hospedaje que cobre a la trabajadora. En este sentido se reclama un límite en el monto deductible del salario y que si se cobra hospedaje, se brinde un espacio privado, con puerta y llave.

Un tercer punto reclamado consiste en la creación de un departamento específico, en el Ministerio de Trabajo, destinado a los trabajadores carentes de protección laboral, para informarles de sus derechos mediante una coordinación con la sociedad civil.

Nueva York se convirtió en el primer estado de su país en proteger a las empleadas domésticas con una ley estatal aprobada el 1º de julio. Las trabajadoras del hogar luchan desde hace siete años por el respeto de sus derechos y están a un paso de una victoria más, que abre las puertas hacia nuevas luchas.

La Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar, fundada en 2007 por 13 grupos de la sociedad civil estadounidense, reagrupa hoy 30 organizaciones y unas 10.000 integrantes en el país, según nos informó Jill Shenker, su coordinadora nacional. Hace menos de quince días, fortalecidas por la victoria ante el Senado de Nueva York, decidieron en asamblea llevar la lucha a nivel federal para mejorar las condiciones de trabajo de los dos millones y medio de trabajadoras del hogar que, calculan, se desempeñan en Estados Unidos.

La ley de Nueva York terminó en el estado con una situación heredada de los años 30. Entonces, en Estados Unidos, las trabajadoras domésticas -al igual que los trabajadores rurales- quedaron fuera de la Ley de Condiciones de Trabajo Justo, que resguarda a los demás sectores. El entonces mandatario estadounidense, Franklin Delano Roosevelt, lo dispuso así para asegurarse el apoyo de los senadores blancos y segregacionistas del sur. Por lo tanto, hasta hoy, fuera del territorio neoyorquino, la trabajadora del hogar queda sujeta a la buena voluntad de sus empleadores.

La nueva ley establece derechos básicos: el pago de horas extra por encima de las 40 horas semanales (44 para las que viven con sus empleadores), un día libre por semana, feriados, tres días de vacaciones pagas después del año de antigüedad, licencias por enfermedad, indemnización por despido, protección contra las discriminaciones laborales. La ley de Nueva York también prevé una protección específica en caso de abuso sexual, informó la agencia de noticias EFE.

A fuerza de presiones por parte de las mujeres organizadas en Nueva-York, “la legislatura ha tenido que tomarlas en cuenta y hacer lo que debían haber hecho muchos años atrás”, dijo a la diaria Jill Shenker, coordinadora nacional de la Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar, en una entrevista por correo electrónico.

En el estado de Nueva York se estima que 250.000 personas -en su gran mayoría, mujeres - ejercen el trabajo doméstico.

De Estados Unidos al mundo

La Alianza de trabajadoras del hogar espera, como muchas otras organizaciones en el mundo, obtener la aprobación de un Convenio-recomendación para el Trabajo Decente de las Trabajadoras del Hogar por parte de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). En ocasión de la 99ª Conferencia Internacional del Trabajo en Ginebra, que se desarrolló del 2 al 18 de junio, se acordó que se elaboraría ese acuerdo en 2011. La Comisión sobre trabajo doméstico de la OIT entregó un informe con recomendaciones en el sentido de que si se llegaran a integrar al convenio definitivo, obligarían a todo país que lo ratifique a respetar una serie de derechos básicos, similares a los que aprobó Nueva York.“Vimos en Ginebra que el de Estados Unidos fue uno de los gobiernos que más apoyaron la medida. Entonces esperamos que pongan en práctica en el país lo que dicen [las autoridades] sobre los derechos y el respeto que las trabajadoras del hogar merecen a nivel internacional”, dijo Shenker.

Uno de los principales problemas a la hora de legislar sobre los derechos de quienes trabajan en el hogar es la informalidad y la dificultad de controlar la aplicación de las leyes. Además, un informe de la Red Internacional de Trabajadores del Hogar, elaborado en 2010 para la última conferencia de la OIT, estima que en Estados Unidos 23% de los empleados en domicilios privados son inmigrantes indocumentados.

Por su especial vulnerabilidad, es indispensable la información y organización de este sector de los trabajadores, sostienen las organizaciones de trabajadoras. Consultada sobre cómo se controlará que se respeten en Nueva York los derechos ganados, la coordinadora de la Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar dijo a la diaria que, al igual que todas las leyes laborales, deberá ser implementada por el Ministerio de Trabajo y que el Estado deberá defender esos derechos. “Como organizaciones, seguiremos educando a las trabajadoras del hogar sobre sus derechos”, agregó.

Pasaporte del hogar
Un caso particular, dentro del vasto mundo del trabajo doméstico, es el de las numerosas trabajadoras extranjeras que ingresan a Estados Unidos con un visado específico para el personal diplomático. Buena parte de estas trabajadoras “enfrentan muchos abusos, porque su visa está conectada con un empleador específico” y no pueden trabajar para otra persona.


A esto se agrega el problema de la inmunidad diplomática de sus empleadores. “Ayudamos a estas trabajadoras a escaparse de estas situaciones”, relató Shenker. “Queremos tratar el problema de raíz, quitar la inmunidad diplomática y asegurar que los trabajadores migrantes no puedan ser vinculados solamente a un empleador en particular, a través de las Naciones Unidas y la OIT,” señaló. En Estados Unidos existe un visado específico para las víctimas de crimen o de tráfico de personas. Además la Alianza negocia con las embajadas para lograr el pago de los sueldos no cobrados.

En noviembre de 2007, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, según sus iniciales en inglés) hizo una demanda, junto con otras organizaciones, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA). La denuncia, referida al caso específico de seis mujeres migrantes empleadas por diplomáticos y víctimas de abusos, pretendía llamar la atención sobre esta realidad. En casi tres años, las organizaciones demandantes no han recibido respuesta, informó a la diaria Jennie Pasquarella, una abogada que trabajó en la causa.

El informe estadístico elaborado para la 99ª Convención de la OIT por la Red Internacional de Trabajadores del Hogar recuerda que el organismo internacional considera que más de 100 millones de personas trabajan en servicios domésticos. En América del Sur son 1.200.000 personas, según cifras de 2007. En 2009 se estableció que éste era el “mayor sector individual de empleo femenino” en el continente.

Marina González

miércoles, 7 de julio de 2010

Las trabajadoras domésticas celebran el reconocimiento de sus derechos en Nueva York

Por Agencia EFE

Nueva York, 6 jul (EFE).- Las trabajadoras domésticas de Nueva York celebraron hoy la aprobación por parte de la Asamblea estatal de la ley que protegerá a las 200.000 empleadas del hogar que hay contabilizadas en ese estado, el primero de EEUU en reconocer sus derechos.

La organización de Trabajadores Domésticos Unidos organizó una concentración en la céntrica Union Square de Manhattan para festejar que Nueva York se convertirá en el primer estado del país en apoyar legalmente los derechos de las empleadas domésticas, una medida cuyos responsables calificaron en un comunicado de "histórica".

El estado de Nueva York se convertirá así en el primer lugar de la nación en garantizar a niñeras y distintos tipos de cuidadores prestaciones básicas como protección en casos de discriminación o el derecho a baja retribuida, "después de pasar décadas excluidos de ley laboral estatal y federal"
Las trabajadoras domésticas, que hasta ahora no estaban protegidas en casos de abuso sexual en el lugar de trabajo y no recibían compensación por horas extras, tendrán ahora, por primera vez, una semana laboral establecida en 40 horas -44 en el caso de las internas- y al menos un día de descanso.


Además, recibirán tres días de vacaciones anuales pagados después de trabajar durante un año para la misma familia.


"Damos nuestro corazón y nuestra salud a las familias de Nueva York. Ya era hora de que se reconociera la importante labor que realizamos", dijo hoy Patricia Francois, una niñera que trabaja para una familia de Manhattan.


Con ella coincidió otra de sus compañeras de profesión, Barbara Young, quien lamentó que se haya tardado tanto tiempo en respetarlas "como trabajadoras que merecen los mismos derechos que todo el mundo".


"Cuidamos de los hijos de nuestros empleadores, de sus ancianos padres y de sus hogares, es decir, de los elementos más importantes de la vida de una persona, por lo que trabajamos con orgullo y cuidado", añadió Young, quien también trabaja en Manhattan.


Gayle Kirshenbaum, una empleadora y miembro de la organización Employers for Justice, aseguró en un comunicado estar satisfecha con la consecución de una nueva ley que "establecerá una clara guía para los empleadores y sentará las bases para una relación de respeto mutuo entre trabajadores domésticos y quienes los contratan".


La aprobación de esta ley llega después de meses de lucha en los que los trabajadores del sector, en su mayoría mujeres, se han manifestado en repetidas ocasiones ante la oficina del Gobernador de Nueva York, David Paterson, para reclamar que se comprometiera con el proyecto que mejora sus condiciones laborales.


El pasado 1 de julio ese compromiso se hizo realidad después que la Asamblea estatal aprobara la ley y Paterson la ratificara.


© EFE 2010. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

viernes, 25 de junio de 2010

Las trabajadoras domésticas de EEUU consiguen protección legal

El Estado de Nueva York será el primero en aprobar una ley que recoja los derechos de las trabajadoras domésticas. Recogerá el pago de horas extra, descanso semanal, vacaciones y días libres por enfermedad. En España, las empleadas domésticas también reivindican ese derecho

24.06.2010 · IPS · Hannah Rubenstein · (Nueva York)
http://periodismohumano.com/sociedad/las-trabajadoras-domesticas-consiguen-proteccion-legal.html

viernes, 18 de junio de 2010

Arriba de la alfombra

La OIT dio el primer paso para establecer normas internacionales que regulen el trabajo doméstico

La Diaria>>

Uruguay es ejemplo en trabajo doméstico

Un ejemplo que da trabajo

“Uruguay es un referente en materia de trabajo doméstico”, aseguró a Montevideo Portal el subsecretario de Trabajo, Nelson Loustaunau, tras participar del Plenario de la OIT en Ginebra. El jerarca agregó que si bien la formalización de los empleados domésticos fue aumentando, aún quedan 45.000 que no tienen seguridad social.

Nuestro país fue tomado "como referente" en el Plenario de la Organización Internacional de Trabajo donde se firmó un convenio que establece obligaciones para los estados y revela las prácticas más destacadas con respecto al trabajo doméstico, señaló el subsecretario de Trabajo, Nelson Lousataunau.

En este sentido dijo que "Uruguay está por encima del estándar" en cuanto a los derechos que se les reconoce a los trabajadores domésticos y remarcó que "es uno de los pocos países donde este sector participa de la negociación colectiva". Entre otras cosas destacó que aquí "se prohíbe el trabajo infantil" y "los empleados tienen derecho a la sindicalización".

Loustaunau remarcó la importancia de este acuerdo pues establece que en otras partes del mundo se garantice "el derecho al salario, a las horas extras y a la seguridad social". Además se plantean algunas problemáticas como la forma de prohibir el trabajo infantil que todavía persiste en muchas partes del mundo.

Uno de los puntos de este convenio que favorecerá a los trabajadores uruguayos que emigren al exterior, deja claro que se "evitarán las políticas antimigratorias" y se "garantizarán algunos derechos como el de la repatriación" para que aquellos que quieran regresar a su lugar de origen puedan hacerlo sin inconvenientes. Se espera que este acuerdo quede firmado el próximo año. Por otra parte Loustaunau se refirió a la informalidad que afecta a los trabajadores de todo el mundo y señaló que si bien nuestro país tiene el nivel más alto de formalización de América Latina, "de los 100.000 trabajadores domésticos que hay, unos 45.000 que no tienen cobertura social y ese es uno de los grandes desafíos", concluyó.

Montevideo Portal

jueves, 17 de junio de 2010

La política de la mugre: las dos caras del servicio domestico

Un proyecto de ley planea saldar una deuda histórica con las empleadas domésticas argentinas dándoles derechos laborales básicos. En Nueva York se debate una ley similar que por fin las reconocería como trabajadoras. Mientras, un tema aún no resuelto por el feminismo: el trabajo doméstico como opción para las madres que quieren realizarse profesionalmente, pero también como sistema de explotación y abandono.

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/las12/13-5768-2010-06-17.html

miércoles, 16 de junio de 2010

Nueva York - Proyecto de Ley

15 de Junio de 2010

Nueva York se convertiría en el primer estado de su país en proteger legalmente a las empleadas domésticas (muchas de ellas hispanas) si el gobernador David Paterson diera su respaldo a un proyecto de ley que vela por sus derechos.

Nueva-York – Un grupo de trabajadoras domésticas se manifestó ante la sede de la oficina del Gobernador en la ciudad de Nueva York para pedir al Ejecutivo que escuche su reclamo y se comprometa con un proyecto que les concedería un día de descanso, vacaciones y días festivos, pago por horas extra, días de enfermedad y aviso de despido.

Durante toda la semana, las trabajadoras realizarán cada día una manifestación frente a la oficina de Paterson con miras a lograr que se haga realidad la Ley de Derechos de las Trabajadoras Domésticas, que ampliaría los derechos laborales a este sector si la Asamblea y el Senado estatales aprueban una proyecto conjunto.

Aunque se desconoce la cantidad exacta en Nueva York, se estima que en el área metropolitana de la Gran Manzana hay más de 250.000 mujeres, tanto documentadas como indocumentadas, que trabajan en el servicio doméstico.

Todas se dedican al cuidado de niños y ancianos, y a la limpieza del hogar, dijo a Efe Priscilla González, de la organización Trabajadores Domésticos Unidos, que hace seis años lucha para que se proteja a este sector.

El 99% de personas que se dedican a este trabajo son mujeres, muchas han sido víctimas de abuso verbal y físico por parte de sus empleadores, e incluso ha habido algún caso de violación y cinco suicidios en diez años.
EFE
Fuente: El Universo (Ecuador)

lunes, 14 de junio de 2010

Resultados de la Comisión de Trabajadores Domésticos de la Conferencia Internacional de Trabajo 2010:

Hacía un Convenio sobre Trabajo Doméstico

" (...)consciente del compromiso de la Organización Internacional del Trabajo de promoverel trabajo decente para todos mediante el logro de las metas establecidas en laDeclaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en eltrabajo y en la Declaración de la OIT sobre la justicia social para una globalizaciónequitativa;

b) reconociendo la contribución significativa de [los trabajadores domésticos] [lastrabajadoras y los trabajadores domésticos] a la economía mundial, que incluye elaumento de oportunidades de empleo remunerado para [los trabajadores] [lastrabajadoras y los trabajadores] con responsabilidades familiares;

c) considerando que el trabajo doméstico sigue siendo infravalorado e invisible y que lorealizan principalmente las mujeres y las niñas, muchas de las cuales son migrantes omiembros de comunidades históricamente desfavorecidas, por lo que sonparticularmente vulnerables a los abusos de los derechos humanos fundamentales y ala discriminación en el ámbito del empleo y de las condiciones de trabajo;
d) considerando además que en los países en desarrollo que sufren históricamente deniveles de desempleo elevados [los trabajadores domésticos] [las trabajadoras y lostrabajadores domésticos] constituyen una proporción importante de la fuerza detrabajo, son en su mayoría nacionales que proceden de las filas de los desempleados yse encuentran entre [los trabajadores] [las trabajadoras y los trabajadores] másmarginados y vulnerables;

e) recordando que los convenios y las recomendaciones internacionales del trabajo seaplican a todos los trabajadores, incluidos [los trabajadores domésticos] [lastrabajadoras y los trabajadores domésticos], a menos que se disponga otra cosa;

f) observando que hay convenios y recomendaciones internacionales del trabajoespecialmente pertinentes para [los trabajadores domésticos] [las trabajadoras y lostrabajadores domésticos], como, cuando proceda, el Convenio sobre los trabajadoresmigrantes (revisado), 1949, el Convenio sobre los trabajadores migrantes(disposiciones complementarias), 1975, el Convenio sobre los trabajadores conresponsabilidades familiares, 1981, el Convenio sobre las agencias de empleoprivadas, 1997, y la Recomendación sobre la relación de trabajo, 2006, así como elMarco multilateral de la OIT para las migraciones laborales;

g) reconociendo las condiciones particulares en que se efectúa el trabajo doméstico,habida cuenta de las cuales es deseable complementar las normas de ámbito generalcon normas específicas para [los trabajadores domésticos] [las trabajadoras y lostrabajadores domésticos], a fin de que [éstos] [unas y otros] puedan ejercerplenamente sus derechos, teniendo en cuenta el derecho a la privacidad del quedisfruta [todo trabajador doméstico] [toda trabajadora o trabajador doméstico] y todohogar;

h) recordando otros instrumentos internacionales, como la Declaración Universal deDerechos Humanos, la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas lasFormas de Discriminación Racial, la Convención sobre la Eliminación de todas lasFormas de Discriminación contra la Mujer, la Convención de las Naciones Unidascontra la Delincuencia Organizada Transnacional y en particular su Protocolo paraPrevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, especialmente Mujeres y Niños,que la complementa, la Convención sobre los Derechos del Niño y la ConvenciónInternacional sobre la Protección de los Derechos de todos los TrabajadoresMigratorios y de sus Familiares (...).

Extractado del Documento: Proyecto de Informe99.a reunión, Ginebra, junio de 2010, Comisión de los Trabajadores Domésticos CONFERENCIA INTERNACIONAL DEL TRABAJO C.T.D./D.227)

Ver informe completo

viernes, 11 de junio de 2010

Conferencia internacional de la OIT, un segundo informe - Desde Ginebra

HABRÁ CONVENIO Y RECOMENDACIÓN PARA LOS TRABAJADORES DOMESTICOS

La delegación del PIT-CNT sigue participando activamente en los trabajos que se desarrollan en la 99ª. Conferencia de la O.I.T.

En este marco, elaboramos un segundo informe relacionado con el tema “trabajo decente para los trabajadores domésticos” y como se ha desarrollado el trabajo en la Comisión correspondiente y los avances alcanzados.

La Comisión que viene analizando este tema comenzó a sesionar el pasado 1º de junio, contando con una nutrida participación de delegados de trabajadores, empleadores y gobierno. Se trabajó la primera semana de actividad en doble horario y en esta segunda semana que termina se ha trabajado en triple horario, en virtud de lo extenso de los temas a tratar y las discusiones que consecuentemente se desarrollaron.

A modo introductorio hay que destacar que la OIT ha venido expresando desde hace tiempo la necesidad de prestar una atención particular a estos trabajadores, cuya mayoría en el mundo son mujeres quienes con su trabajo permiten que otras personas mejoren su calidad de vida. Su especial vulnerabilidad a los abusos de de los derechos humanos básicos, incluidos los principios y derechos fundamentales en el trabajo, merecen una consideración aparte y normas adaptadas a sus circunstancias.

El pasado 4 de junio en el seno de esta Comisión se votó afirmativamente para adoptar un Convenio acompañado de una Recomendación, lo que constituyó un hito histórico para este sector de trabajadores. Hay que destacar que ello no fue fácil porque los empleadores y algunos gobiernos intentaron por todos los medios no ir a un convenio, o lisa y llanamente postergar la discusión para el próximo año.
En las siguientes sesiones de esta Comisión comenzaron a analizarse los contenidos de los textos del Convenio y de la Recomendación. Para ello se partió de un documento elaborado por la OIT, sobre la base de las respuestas que en los últimos meses, trabajadores, empleadores y gobiernos realizaron a un cuestionario de 63 preguntas.

Este documento de la OIT, recibió centenares de proyectos de enmiendas por todas las partes, siendo analizadas en el plenario de la Comisión. Muchas fueron aceptadas e incorporadas al texto que será puesto a consideración en la sesión plenaria de la 99na. Conferencia.

El jueves 10 de junio culminó la discusión de las enmiendas propuestas al documento original, correspondiente al contenido del futuro Convenio, habiéndose comenzado contra reloj a discutir el documento, con las conclusiones para la futura recomendación.

Hay que destacar que el grupo de los trabajadores del mundo ha realizado un activo trabajo en esta Comisión y ha logrado introducir la mayor cantidad de enmiendas al texto. De esta forma, se incorporaron derechos, conceptos, definiciones y regulaciones de enorme trascendencia para los trabajadores domésticos.
Debemos agregar que de acuerdo a la reglamentación de la OIT, los contenidos del Convenio y la Recomendación deben seguir siendo analizados el año que viene a los efectos de alcanzar una redacción final.

En la discusión en la Comisión y en el marco del grupo de los trabajadores, hemos asistido a la verificación de experiencias y realidades que tienen los trabajadores domésticos en muchas partes del mundo. Esto nos ha permitido constatar que la legislación uruguaya se encuentra en un muy buen desarrollo que la coloca en los primeros planos mundiales, lo que se aúna a la efectiva realización de negociación tripartita para la fijación de salarios y condiciones de trabajo de este sector.

Juan Castillo Fernando Pereira Alma Fernández Julio Pérez
(Representantes del PIT CNT en la 99ª Conferencia Internacional de la OIT)